A. Del Lungo (1909-1993)


Alfredo Del Lungo, luthier italiano, hijo de Giuseppe Del Lungo. Nació en la ciudad de Florencia en 1909. Aprendió desde muy pequeño a construir instrumentos de cuerda en el taller de su padre, quien a su vez había aprendido su arte con Valentino De Zorzi. Giuseppe era por aquel entonces uno de los principales luthiers de Florencia, y tenía numerosos clientes. El joven Alfredo, además de ayudar a su padre, estudiaba el violonchelo en el Conservatorio de esa ciudad. La prematura muerte de Giuseppe en 1926, determinó que su hijo se hiciera caro del taller como medio de vida para él y su familia, quedando así sus estudios de violonchelo relegados a un segundo plano. Aunque fueron tiempos difíciles para el joven Del Lungo, su artístico trabajo logró ubicarlo poco a poco en posiciones de privilegio. Así fue como en 1933, recibió el nombramiento de lituaio oficial de la “Orchestra Stabile del Teatro Comunale Fiorentino”. Luego, entre los años 1945 y 1949, fue jefe de los liutai de su ciudad, con el título de “Lituaio-conservatore” del Museo de Instrumentos Antiguos del Conservatorio Nazionale di Musica “Luigi Cherubini” de Florencia, institución que albergaba, entre otros “tesoros”, la colección de instrumentos construidos por A. Stradivari para miembros de la familia Médeci. En 1948 recibió una invitación de la “Accademia Musicale Chigiana” de Siena para dictar cursos de perfeccionamiento, ocasión en la cual fue también allí designado “Liutaio-conservatore” de su Museo de Instrumentos Antiguos, y en ese mismo año asistió como representante de los liutai florentinos a las “Celebrazioni di Antonio Stradivari nel Tricentenario della Nascita, Cremona -1948”. Al año siguiente, fue miembro del Jurado “Concours Henryk Jacobs”, celebrado en la Haya, Holanda. Ese año, y ya habiendo construido alrededor de un centenar de instrumentos, la Universidad Nacional de Tucumán (ubicada en la ciudad de San Miguel de Tucumán, al norte de la República Argentina), invitó a Del Lungo para organizar y dirigir un Taller-Escuela de Luthería dependiente del Departamento de Artes de esa Universidad, que vivía momentos de gran prosperidad económica. Debido a su innata vocación docente, el artesano aceptó de buen grado el cargo ofrecido y emigró a fines de 1949.

Una vez en Tucumán, se dedicó con alma y vida al proyecto que lo había atraído, además de ocuparse de gran cantidad de restauraciones en los instrumentos de los músicos de la Orquesta Sinfónica de Tucumán (que también dependía de la Universidad mencionada previamente) y también en instrumentos de músicos de otras provincias e inclusive de Buenos Aires, ya que su fama de excelente restaurador recorrió rápidamente todo el país. En 1959, en oportunidad de llevarse a cabo la “Mostra Internazionale di Liuteria”, dedicada a la viola y patrocinada por la Accademia Santa Cecilia de Roma, Alfredo Del Lungo fue comisionado por la “Associazione Nazionale Liuteria Artistica Italiana” de la cual era miembro integrante y a la vez corresponsal para América del Sur, para hacerse cargo de la difusión en toda la región a su cargo del “Referendum Internacional sobre las medidas a adoptarse en la Viola Moderna”, colaborando mediante consultas y el envío de una publicación con “tests” confeccionados expresamente a tal efecto. A partir de la década de 1960, intervino, a modo de disertador, en gran cantidad de conferencias de prensa, congresos nacionales e internacionales, canales de radio y de televisión tanto en la Argentina como en Europa. A modo de ejemplo, citamos su participación en el “XI Congreso Internacional de Luthería” de Amsterdam (Holanda), en una audición televisiva para la R.A.I. italiana, en un programa de televisión para la T.V.I. en Roma; también en Roma, en una transmisión televisiva para toda la República Italiana. En 1968, el Conservatorio Nazionale di Musica “Luigi Cherubini” contrató al maestro Del Lungo para hacerse cargo de la restauración de los valiosos instrumentos de su Museo-incluida la histórica colección Medícea-, los que sufrieron daños a causa de la inundación que sufrió la ciudad de Florencia en 1966. Estas restauraciones retuvieron varios meses al artesano en esta ciudad. En 1973, acudió al “XVI Congreso Internacional de Luthería” que tuvo lugar en Harrogate (Inglaterra) y allí disertó sobre “Los espesores de las tablas armónicas de los instrumentos de arco, según las curvas de superficie”, trabajo que fue luego publicado en el “Bolletino” de la A.N.L.A.I.

Durante el tiempo que Alfredo Del Lungo vivió en la República Argentina, fue responsable directo, a través de su “Taller-escuela”, de la formación de numerosos luthiers, muchos de ellos muy competentes, entre los que se destaca Eduardo Ángel Gorr – activo en Cremona (Italia) y premiado en varios concursos internacionales de luthería en Europa y U.S.A. También su nieto, Carlos Del Lungo, continúa en Tucumán la labor de su abuelo, cuando sus ocupaciones como violinista se lo permiten.
Los instrumentos de Del Lungo nos dan una muestra clara de la personalidad de su autor. Combinan un sentido estético muy refinado con una manufactura sumamente precisa, y la sonoridad suele ser muy buena. Se sabe que fue extremadamente cuidadoso en la elección de las maderas y muchas veces, por esta causa, demoraba el inicio de nuevos instrumentos. Lamentablemente, en las poco más de cuatro décadas que este maestro vivió en Tucumán, construyó relativamente poco, principalmente como consecuencia de sus otras ocupaciones como docente y restaurador.
Alfredo Del Lungo falleció en Tucumán en el 6 de julio del 1993. Su querido “Taller-escuela de Luthería” (hoy con el nombre de Alfredo Del Lungo) continúa formando en nuestros días a nuevas generaciones de aspirantes a liutaio.

Alfredo del Lungo, italian Luthier, son of Giuseppe Del Lungo. Born in the city of Florence in 1909. Here, since he was very little, he learnt to build string instruments in his father´s garage, who in turn had learnt his art with Valentino de Zorzi. Giuseppe was in those days one of the main Luthiers of Florence, and he had numerous clients. The young Alfredo, as well as helping his father, was learning the cello in the Conservatory of that city.

The premature death of Giuseppe in 1926, determined that his son would take over the garage for half of his life for him and his family, remaining here for his cello studies which were set aside for the second time. Though there were difficult times for the youngster Del Lungo, his artistic work reached little by little in priveldged positions. Here it was like in 1933, he received the name of an official Lithuanian of the “Stable Orchestra of the Florentian Communian Theatre”. Then between the years 1945 and 1949, he was the boss of the Lithuai of his city, with the title of the Museum of Old Instruments of the Conservatory Nazionale of Music “Luigi Cherubini” of Florence an institution which was accomodating, between other treasures, the collection of instruments built by A. Stradivari for the members of the Médeci family.

In 1948 he received an invitation from the “Chigiana Music Academy” of Siena in order to dictate courses of perfection, an occasion in which he became “Liutaio-conservatore” of his Mueseum of Old Instruments and in that same year, he helped as a representative of the Lithuanian Florentine to the “Celebrazioni di Antonio Stradivari nel Tricentenario della Nascita, Cremona -1948”. The following year, he was a member of the Jurado “Concours Henryk Jacobs”, celebrated in the Haya, Holanda. This year, and still having been built around a hundred of instruments, the National University of Tucumán (located in the city of San Miguel of Tucumán, to the North of the Argentian Republic), he invited Del Lungo in order to organise and manage a Garage School part of the Art Department of that University, which was living moments of great economic prosperity. Due to her innate, vocant teacher, the craftsman accepted a good degree of the pay which was offered and emigrated at the end of 1949.

He dedicated a time in Tucumán with his life and soul to protect them that he had broght, additionally from taking the responsibility of a big number of restorations in the music instruments of the Symphony Orchestra of Tucumán (that also were part of the University mentioned previously) and also in the music instruments of other provinces and inslusive of Buenos Aires, because their fame of being an excellent restorer rapidly spread to through all the country.

In 1959, in the oportunity of carrying out the “Mostra Internazionale di Liuteria” dedicated to the viola and sponsored by the Cecilian Saint Academy of Rome, Alfredo Del Lungo was commisioned by the “Associazione Nazionale Liuteria Artistica Italiana” of it which he was an integral member and at the same time a corresponsal for South America, in order to take charge of the spreading in all the region of their take over of the “International referendum about the methods of adopting a modern viola” collaborating by questions and he sent a publication with “tests” made expressively with such effect. Apart from the year 1960

Deja un comentario